soldaditos-peterfraz

Carnaval, mejor con amigos.

Se acerca la fecha del carnaval, que este año llega pronto, y los amantes de esta celebración ya se preparan para unos días de diversión y fiesta.
Como en cada gran evento que se precie, la duda que nos asalta es: ¿y de qué me visto?

En carnavales, lo que prima es el humor, por lo que, lo primero que tenemos que abandonar es el sentido del ridículo. Si aprendes a reírte de ti mismo, te aseguro, que ganarás confianza y las risas estarán más que aseguradas.

Ahora puede que pienses, “si claro, decir eso es bien fácil, pero luego hay que enfrentarse a las miradas ajenas, a caminar por las calles, a entrar en lugares llenos de desconocidos…” Pues si este pensamiento es el que no te deja disfrutar de los carnavales, opta por un disfraz grupal.

Disfrazarse en grupo sólo tiene grandes ventajas:

1- El efecto espectáculo se multiplica y el disfraz cobra otro sentido. No es lo mismo que vayas disfrazado de dálmata a que consigas convencer a 20 amigos para recrear una secuencia de los 101 de Disney. Éxito en redes sociales asegurado.
2- Ganas en anonimato, siempre es más fácil camuflarte dentro de un grupo del que formas parte que si vas en solitario. Es la técnica de la cebra.
3- El disfraz de grupo te permite interactuar con tus compañeros y con aquellos que te rodean. Crea una acción, un grito de guerra, una canción, y triunfaréis allá donde vayáis.

Si vais a disfrazaros en grupo, tened en cuenta estas pautas:
1- Realmente son pocos los inconvenientes de esta modalidad de disfraz, el primero es ponerse de acuerdo. Para ello, os recomendamos una reunión de todos los participantes para lanzar ideas locas, tomad nota de cada una de ellas, votad por vuestra preferida y que gane la mejor.
2- Mantened una uniformidad mínima. Dentro de vuestro grupo habrá personas más altas, más delgadas, más mayores… por lo que los disfraces deben ser lo más idénticos posibles para crear el efecto óptimo.
3- Comodidad. Está claro que para según qué disfraces, lo de la comodidad pasa a un segundo plano en pro del efecto que buscamos. Aún así hay que tener en cuenta por qué lugares vamos a movernos, si vamos a bailar, las visitas al baño…

Si te has convencido, tu pregunta ahora será: ¿Y de donde sacamos un disfraz para tantos, que se ajuste a cada uno, que sea cómodo y original?
La respuesta la tienes ahora mismo en la mano: ponte en contacto con nosotros.
En Peter Fraz podemos asesoraros, diseñar o mejorar vuestra idea, os pasamos un presupuesto sin compromiso y sólo tenéis que decirnos qué tallas necesitáis para que nos pongamos manos a la obra.